martes, 2 de diciembre de 2014

Estamos cansados...

Cansados de un futuro incierto, cansados de tener que hacer las maletas e irnos de la ciudad que nos ha visto crecer, cansados de ver carteles de cerrado donde antes había ilusión, cansados de pasar hambre, cansados de promesas vacías que lo único que hacen es que la caída sea más fuerte y dolorosa, cansados de la incompetencia, de la ignorancia, del pasotismo, de la impasibilidad.

Linares, la que un día fue una de las ciudades más vivas de Andalucía se está muriendo, o más bien la están matando.La está matando la desidia, la rendición antes de tiempo, el “¿y qué puedo hacer yo?”.

Estamos cansados y por eso nos quejamos. No de una manera pueril, que a nada lleva más que a una rabieta inútil, sino con esfuerzo y trabajo. Porque sí podemos hacer algo. Sí podemos ayudar, o dicho de otro modo, podemos ayudarnos. El camino se hace andando y pensamos que es la hora de luchar por lo que es nuestro, por lo que nos merecemos.Porque desde la pasividad de nuestro sillón no se puede lograr nada; se hace con ideas y movimiento.

Somos jóvenes pero ya estamos cansados. Y desde el cansancio y la ilusión surge CILUS Linares. Porque estamos convencidos de que entre todos los ciudadanos libres y unidos podemos devolverle a nuestra ciudad esa vitalidad que le han arrebatado.
¿Intrépidos? Mejor valientes. ¿Idealistas? No sin un trabajo que respalde nuestras ideas y con los pies en la tierra, ante todo.


Porque estamos cansados y lo que queremos es descansar.

2 comentarios :

  1. Verdaderamente es una pena que la juventud se encuentre en este estado de ánimo, en general, que le impide pensar en su futuro y encaminar el mismo trabajando en y para su ciudad.
    Esto no se hace con ciencia infusa, ni con una varita mágica, ni con Gracia Divina. Es necesario apoyar y trabajar junto a los jóvenes que tienen estas iniciativas, ayudándoles a pensar y expresándoles cuales se estiman como primeras necesidades de la ciudad

    ResponderEliminar
  2. Guiaos por la ciudad alemana de Monheim: Allí un partido de jóvenes dio la vuelta a la ciudad, al cabo de una legislatura se hizo con la alcaldía, y este año el alcalde fue reelegido con el 95% de los votos en elección directa, su partido obtuvo una holgadísima mayoría en el consistorio. Sacó a Monheim de sus deudas, hoy no tiene deudas y empleo creciente. Una muestra de lo que pueden hacer jóvenes con ilusión e ideas orientadas por las necesidades reales de una ciudad.

    ResponderEliminar

.

.